El fondo de los March toma el 60% de la ‘teleco’ Satlink

Artá, el fondo de capital privado de los March, está de enhorabuena. Tras haber cerrado la semana pasada la venta de su 26% en Flex, las buenas noticias vienen ahora en el capítulo de las adquisiciones. Tal y como ha podido saber elEconomista, Artá ha entrado en el capital de Satlink, líder en telecomunicaciones marítimas, con una participación del 60%.

El porcentaje restante seguirá en manos de Faustino Velasco, presidente y socio fundador de la compañía. La operación se encuentra sujeta todavía a la aprobación por parte de las autoridades de competencia correspondientes.

Satlink, cuyo origen se remonta a 1992, es una ingeniería española especializada en el desarrollo de soluciones tecnológicas en favor de la pesca sostenible y para mejorar la gestión de las pesquerías. Además, ofrece una amplia gama de productos y soluciones por satélite para la industria marítima. En los últimos cuatro años ha duplicado su cifra de negocios llegando a 50 millones de euros, mientras que el resultado bruto de explotación (ebitda) ha ascendido a 10 millones de euros.

En el ámbito internacional, Satlink comenzó su expansión en el año 2006 con la apertura de una oficina en Seychelles, posteriormente llegó al continente americano con el objetivo de crecer en Latinoamérica a través de Ecuador. Recientemente ha entrado en el mercado asiático. Con la entrada de Artá en su accionariado, la ingeniería española impulsará en gran medida su estrategia de expansión internacional.

Entre sus principales soluciones destacan los sistemas de localización, reporting electrónico y video-vigilancia desde tierra para mejorar el control y trazabilidad de la pesca y del transporte de mercancías por mar. Además, sus acuerdos con las principales redes satelitales (como Inmarsat, Thuraya e Iridium) le proporcionan la capacidad de facilitar cobertura global en la transmisión de voz y datos a cualquier tipo de usuario, ya sea en el mar, en tierra firme o en aeronaves.

Con esta adquisición, el fondo controlado por Ramón Carné y Nicolás Jiménez-Ugarte realiza su tercera operación con su segundo vehículo de inversión para el mercado del capital privado en la Península Ibérica.